Santy “El Tigre” y su andar en el circuito independiente de la lucha libre

Santy “El Tigre” y su andar en el circuito independiente de la lucha libre

Santy “El Tigre” y su andar en el circuito independiente de la lucha libre

Ha desarrollado su oficio luchístico durante 8 años en el cuadrilátero

staff Función Estelar

El debut profesional  y su historia en el cuadrilátero de Santy El Tigre Hernández, comenzó el 19 de diciembre de 2010. Desde entonces ha sido una trayectoria con altibajos experiencias que han marcado mucho su desarrollo el cual ha ido en aumento y expandiendo las opciones en una misión que tiene en su mente como ha afirmado en entrevista, de llegar a lo más alto sin claudicar.

En su carrera ha obtenido importantes cinturones que le han dado momentos clave donde ha desarrollado importantes defensa, ellos han sido el Campeonato de Peso Medio de la Arena Azteca, así como el Campeonato de la arena Rivera.

A pesar que se ha presentado en arenas importantes y de gran legado en Hidalgo, como la arena Azteca y la misma arena Afición, el joven gladiador se ha mantenido vigente en el camino del circuito independiente, donde ha tenido oportunidades de recorrer algunas entidades del país.

Empezó a trabajar en los encordados como Tiger Lee donde mezclaba algunos elementos que él han cautivado siempre, la cultura japonesa, y las artes marciales, después en una batalla en modalidad de mano a mano perdería su máscara en la arena Afición a manos de su verdugo que fue Blazer.

Esto se registró el 23 de febrero del año 2014 en las instalaciones de la legendaria arena Afición, donde cabe resaltar también quedaba ahi el personaje Tiger Lee, que tiempo después se ajustaria a su nombre real, Santy “El Tigre” Hernández

Ante el cuestionamiento de cómo ha sido la experiencia, de deambular por la escena luchística independiente comentó:

“El circuito independiente es uno de los más difíciles, pero sin lugar a dudas es de los que más ayudan a formarse. Es difícil sí,  pero una vez conociendo el terreno las cosas se facilitan un poco”

Y agrega;

“Ha sido todo un viaje pero no lo cambiaría, Tiger Lee era básicamente un niño tratando de sobrevivir en un mundo lleno de rivales despiadados, todo lo contrario a Santy Hernandez que es una extensión más personal, me es más cómodo poder presentarme de esta forma más abierta”

Y no lo dice de balde, pues se veía en combates complicados en los que parecía que la misión de sus rivales era propinarle una golpiza siempre, pero de ello obtuvo gran experiencia.

En los últimos meses su desarrollo luchístico se ha centrado en la arena Azteca con la Liga de Lucha Libre Clásica, el gladiador argumenta:

“He tenido la gran oportunidad de trabajar de nuevo en la arena Azteca que tiene un lugar especial en mi corazón, la gente me ha recibido muy muy bien al grado de hacerme cambiar al bando técnico. De igual manera he podido trabajar en la arena indestructible en Veracruz enfrentándome a los luchadores estrellas de ese estado y aprendiendo mucho de los diferentes rivales.”

Además en la región de Apán Hidalgo también estuvo presente:

“Por último trabaje en varias ocasiones con la arena Rivera en Apan, el cual es uno de los escenarios que me permitió mostrar todo lo que puedo hacer,  creativa y deportivamente”  apunto

Sin duda alguna tener rivales odiados en el cuadrilátero es algo de lo nadie se puede escapar al final de un encuentro hay una fuerza destructiva que sale de control y entonces los oponentes se convierten en una meta a conquista y señala:

“He tenido grandes rivalidades, junto a los exiliados nos enfrentamos varias veces a la Súper Iguana, Leon Guerrero y conquistador que son la tercia más feroz de Veracruz. Pude enfrentarme en varias ocasiones con Murdock y Orion en diferentes plazas del centro del país y sin duda esos combates me ayudaron a mejorar. Más recientemente tuve una rivalidad contra la dinastía rebelde, más en concreto con rebeldía a quien no le tengo más que respeto pues hemos dado combates de alto nivel incluso premiados con dinero”

Sin duda alguna el estilo de combate es un concepto importante en el cual todos deben de pesar por ellos, para aprender y mejorar su trabajo, aunque hay excepciones, algunos se forjan rudos y siempre lo son, en ocasiones otros logran  hacer un importante giro en su trayectoria y es un arma de doble filo, al respecto El Tigre Hernández comenta:

“Esto es algo que me encanta de la lucha libre, todos los que pisan un ring tienen estilos diferentes y eso hace más interesante el trabajo, creo que mi estilo es un híbrido muy raro entre wrestling, puroresu y lucha libre así que creo que se adapta a cualquier rival y a cualquier local”.

“Estuve muchos años en el bando Rudo y me sentí muy cómodo, pero en fechas recientes he probado trabajar como técnico y la verdad me gusta, el salir de mi zona de confort me permite saber cuáles son mis áreas de oportunidad y me permite también trabajar para ser un luchador más completo”.

 

 

Share