Kevin DTU Columna 3 El Nerd del Ring

Kevin DTU Columna 3 El Nerd del Ring

Columna ::: El Nerd del Ring

Columnista ::: Kevin de Los Nerds de DTU, Luchador profesional

Sitio ::: Ciudad de México

texto ::: Lucha Libre e internet

La aparición de las computadoras, el uso del Internet, y las nuevas tecnologías han dado un giro de 360° a la vida de las personas en el siglo actual.

La forma en que facilita la labor de las tareas cotidianas es impresionante, pero no solamente se limita al usuario promedio, si no abarca la industria, el comercio, las comunicaciones, el entretenimiento y el deporte.

El deporte-espectáculo de la lucha libre no ha sido la excepción, y gracias a la tecnología ha tenido la oportunidad de llegar a cada rincón del planeta. La variedad de estilos, de empresas, de luchadores y de talento “purulan” en la red, haciendo y facilitando la labor del acercamiento de fanáticos-luchadores, empresas-luchadores, luchadores-luchadores y empresas-fanáticos.

Las redes sociales, en lo particular, han hecho posible este tipo de enlaces cada una de las áreas que involucran a este bello deporte, y las oportunidades para los talentos venideros se facilitan gracias a este servicio de Internet.

Cientos o miles de luchadores publican acerca de sus funciones, de su progreso, de sus sueño, y de sus anisas por llegar a ser una estrella. Pero, como toda buena cosa, hay una contraparte o un detalle por cuidar, y esta es: ¿QUÉ NECESITO PARA SER UNA ESTRELLA DE LA LUCHA LIBRE? Y eso es de lo que me gustaría escribir el día de hoy.

Como suele decir Konnan: “En la actualidad, no basta con ser buen luchador…” y eso es muy cierto. En el camino a ser una estrella o superestrella de la lucha libre hay muchos aspectos que son de consideración, pero, en la opinión de este humilde servidor se resume en 1 palabra: “imagen”.

Mi padre dice que las redes sociales son un reflejo de lo que somos personas. Cuando me lo dijo por primera vez honestamente pensé que exageraba en su comentario, pero ahora, con el paso de tiempo y el cómo se han desenvuelto las cosas, he notado que su comentario no está nada lejos de la realidad.

Antes de escribir estas líneas, me dispuse a revisar los perfiles de algunos amigos, y creo que algunos buscadores de talentos se fijan en puntos como estos:

  • Nombre escrito en Facebook: por lo general muchos escriben su nombre de batalla y después, como buena manda escriben a continuación “luchador” o “independiente”. En lo personal resulta más efectivo si solamente ponen su nombre de batalla o un nombre que los haga distinguirse entre los demás (i.e Crazy Star “Loco Estrella”, Calibus “Calibus Frescura”, Crazy Boy “Loco Pero Poco”)

 

  • Ortografía: este aspecto es el más importante (al menos dentro de las comunicaciones, y estrictamente hablando, de las redes sociales) de todos. Actualmente la educación (como un grupo de asignaturas a cursar dentro de un aula) no está peleada con la ortografía, pero si está peleada con los modales y la forma de pensar. Esto lo digo porque actualmente un móvil (Smartphone) o una computadora te facilita la labor escribiendo al indicarte si tienes errores de ortografía, gramática, y si coinciden ambos en una misma línea, hasta de semántica. Sin embargo (y sin ser despectivo) la forma de escribir habla mucho de los valores, del estado de salud emocional y de la persona.

    En alguna ocasión, mi catedrático el Dr. Jaime Genaro Hurtado invirtió parte de sus tiempo, energías y dinero en que se tuviera un encuentro con una “head hunter” (cazatalentos) para que evaluara a cada uno de sus alumnos, aplicando exámenes piscométricos, algunos test de psicología, pero sobre todo, observando el comportamiento de cada uno en las redes sociales,y esto fue lo que comentó:

 

“Una persona que se expresa “DeE Zsstä MäN3rä” comúnmente refleja a una persona no mayor de 15 o 17 años. De ser caso contrario, de una persona que se encuentra aún en un estado de inmadurez (adolescencia) o que se encuentra en una etapa de transición.

Una persona que “scrib asi xq le da flogra” refleja una persona un poco perezosa en actitud…”

Tal vez no sea estrictamente el caso de algunos que tengan estas características, pero ella comentaba que ellos como cazatalentos descartaban inmediatamente personas así por considerar que no eran aptas por lo que proyectaban. En la lucha libre es exactamente lo mismo.

 

Próximamente, le daré seguimiento a este texto, enfocando cada aspecto de lo que resulta ser la “imagen” para lograr ser un luchador estrella

Share