Columna.Kevin.1

Columna.Kevin.1

COLUMNA :: EL NERD DEL RING

COLUMNISTA ::: KEVIN , LUCHADOR NERD PROFESIONAL

SITIO ::: CIUDAD DE MÉXICO

 

Hoy en día, a consecuancia del capitalismo y de la globalización, puede encontrarse un mercado amplio para todos los gustos.

Cuando tu vas a la “tiendita de la esquina” puedes encontrar una gama muy amplia de refrescos, papas, galletas, y otros productos, y en la lucha libre es lo mismo. Cada empresa de lucha libre ofrece un estilo diferente de acuerdo a lo que la gente demande o piense. Esto garantiza determinado mercado y su forma de operar y de manejarse ofrece como final un producto el cuál va dirigido a cierta clase de público.

Sin embargo, como en cada época, lo diferente y lo incomprendido da miedo, y es muy posible que sea rechazado, criticado y ser señalado de “denigrar la lucha libre mexicana” sin siquiera indagar más en el asunto. Hoy les quiero hablar acerca de lo que hay tras “bambalinas” para ser un luchador, y ser específico, pertenecer al elenco del Desastre Total Ultraviolento (DTU)

DTU maneja un estilo diferente. Tal vez no es el mismo que maneje el CMLL, o las arenas tradicionales, pero conserva mucho de sus bases y de sus principios. Toda variante de esta parte de lo mismo: el entrenamiento de cada una de las disciplinas que la conforman.

Esto quiere decir que aunque muchos de sus elementos estemos “brincando como chapulines” en las cuerdas, no se desconocen las bases de esta. En lo personal (hablando un poco fuera del personaje) pasé muchos años entrenando y aprendiendo lucha olímpica, grecorromana, un poco de judo (todo esto aprendido en el equipo de lucha y judo del Instituto Politécnico Nacional, del cuál soy orgullosamente egresado) y hasta un poco de jiu-itsu brasileño, hasta llegar hacer lucha libre profesional.

Para obtener el “saludo” (i.e Ing, M. en C, Doc., C.P, entre otros) de luchador profesional existe una H. Comisión que se encarga de regular a los elementos y otorgar licencias. Para ello debes de pasar un examen o una prueba (una especie de examen profesional para obtener un título o un grado) para que te puedan avalar como tal, y para poder seguir en esto lo hice y aprobé, por lo tanto, poseo una licencia que me avala como tal. Me detengo a explicar esto para que tengas conocimiento que no somos luchadores hechos al vapor. Al menos en DTU, TODOS han pasado por este proceso.

Creo que si todos han pasado por estos pasos, en teoría debe de asentarse que son luchadores de calidad (tal cual se estipularía en una norma para regular algo, no se, en mi caso se me ocurre una norma NOM, una IEEE, una norma ISA, tal vez una ISO para control de calidad).

Actualmente no basta ser un buen luchador, ya que como deporte multidisciplinario, debes de abordar cada vez más, entre ellos la imagen, la apariencia y el mercado. En este caso se decidió ser diferente (si todos caminan por la izquierda DTU camina por la derecha), y enfocarnos en una afición un tanto olvidada, al mismo tiempo de abarcar y atacar una problemática que nos asecha como sociedad, y es de esta manera que nacen los Nerds. En conclusión:

* No somos luchadores al vapor

* Como luchador también somos un producto

* Somo diferentes

* Pasamos por un proceso que define a un luchador profesional

* El estilo de DTU es basto, y en este caso, el que nosotros tenemos es aereo

Si pasamos por una clase de normas que garantizan un buen producto final ¿De qué manera denigramos a la lucha libre?  El estilo de DTU no es entendido por toda la afición, sin embargo ellos se atreven a dar la oportunidad a nuevos talentos, de sobresalir por sus cualidades, y de mostrar innovación. Incluso el CMLL comienza con esta corriente en sus talentos jóvenes. En DTU todos se esfuerzan por dar una buena lucha, sin importar el lugar o el número de personas que etren a ver la función, y que, aún teniendo nombre y fama, siguen dando lo mejor de si con tal de agradar a la afición y seguir creciendo a otros niveles, me atrevería decir que incluso a nivel internacional. Las estrellas de DTU no invierten tanto tiempo hablando al micrófono, ni terminan haciendo una lucha floja de 10 minutos y repetitiva, e incluso, DTU como empresa se preocupa por tener un “feedback”, y se arriesga a traer de forma frecuente talento extrajero para medir el nivel del talento existente en dicha empresa.

Creo si que mucho del talento actual comprendiera todo lo que se requiere para ser un luchador completo, al final del día se esofrzarína por ser diferentes, y en lo personal, esta es una manera de ser diferente, lo que uno necesita para que lo miren con ojos de “estrella de la lucha libre”

Share